Ethical code - IDP - engineering · environment · architecture

Ethical code

CÓDIGO DE CONDUCTA GLOBAL DEL GRUPO IDP

ÍNDICE

ÍNDICE…………………………………………………………………………………………………………………………………………. 2

  1. CARTA DEL PRESIDENTE…………………………………………………………………………………………………….. 2
  2. INTRODUCCIÓN:NUESTRA MISION, VISIÓN Y VALORES……………………………………………………… 3
  3. AMBITO DE APLICACIÓN GLOBAL……………………………………………………………………………………….. 4
  4. NUESTRO COMPROMISO. …………………………………………………………………………………………….……… 5

4.1 Compromiso de los Directivos del Grupo IDP—————————————————————— 5

4.2 Conflicto de interés y de segundas actividades—————————————————————- 6

4.3  Corrupcion——————————————————————————————————— 6

4.4 Compromiso con terceros…………………………………………………………………………………………………………… 6

4.5 Aceptación de compensaciones———————————————————————————– 6

4.6 Selección de proveedores y subcontratistas…………………………………………………………………………………….7

4.7 Donaciones…………………..…………………………………………………………………………………………………………… 7

4.8 No concurrencia—————————————————————————————————- 7

4.9 Tratamiento de la Informacion……………………………………………………………………………………………………. 7

  1. COMPLIANCE……………………….……………………………………………………………………………………………… 8
  2. GLOBAL COMPACT…………………………………………………………………………………………………………….. 10

 

1.    CARTA DEL PRESIDENTE

 

Estimados Colaboradores,

Los valores éticos han sido siempre una parte central de la estrategia y el desarrollo del Grupo de Ingeniería IDP.

En el contexto actual se hace más indispensable que nunca actuar con responsabilidad y ética en todas nuestras actividades de cara a todos nuestros grupos de relación.

El Código de Conducta de IDP define los valores de nuestra organización, los cuales tienen que constituir una referencia en todas nuestras acciones, tanto individuales como colectivas.

En la actualidad IDP trabaja en más de 30 países, somos una red en la que cada uno cumple una función específica que marca la diferencia para nuestros clientes, nuestros equipos y nuestros variados grupos de interés. Tenemos la responsabilidad de comprender por qué hacemos las cosas que hacemos, a través de nuestro propósito; en qué nos enfocamos, por medio de nuestra estrategia; y cómo trabajamos guiados por nuestros valores, comportamientos y conducta.

Con este Código y la estructura organizativa que lo respalda te damos unas herramientas adecuadas para que IDP siga siendo una referencia en el sector de la ingeniería, por la calidad de sus proyectos, por la profesionalidad de sus equipos, y por su compromiso con las personas y con las sociedades que nos acojan.

Está en tus manos.

Enric Blasco
CEO

 

 

2.      INTRODUCCIÓN: NUESTRA MISIÓN, VISIÓN Y VALORES

IDP forma parte de un Grupo con presencial global que considera de particular importancia el cumplimiento de sus obligaciones, comprometiéndose a observar las disposiciones del presente Código de Conducta.

Nuestro Código de Conducta consolida nuestros valores y nos proporciona unos principios generales frente a los que debemos evaluar nuestro comportamiento y nuestras acciones futuras. El presente documento ha sido pensado para establecer unas pautas que han de regir en el comportamiento de todas las personas que formen parte de IDP. En él mostramos nuestro firme compromiso de hacer las cosas de manera correcta, pretendiendo ser una herramienta para ayudarnos a tomar mejores decisiones para nuestra organización.

La misión, visión y valores como claves estratégicas de IDP constituyen una plasmación de los orígenes, el objeto y las finalidades básicas de la entidad. Estos tres valores constituyen el eje de referencia para toda la organización y la clave de nuestro modelo de gestión.

  • Misión: Ofrecer a nuestros clientes la máxima satisfacción en el desarrollo de sus proyectos de infraestructuras vitales y profesionales.
  • Visión: Avanzar en la posición de liderazgo como ingeniería global y multidisciplinar, aportando soluciones eficientes e innovadoras en un mercado internacional.
  • Valores: En IDP tenemos unos valores claros en los que la persona supone el eje principal y primordial para ofrecer el mejor esfuerzo, dedicación y compromiso de calidad que hace posible la existencia de nuestra compañía. Con clara vocación y orientación al cliente, nuestros valores otorgan la mejor garantía de consolidación en el mercado nacional español y en nuestras filiales extranjeras. Algunos de nuestros valores podrían resumirse de la siguiente manera:
  • Confianza: Tratamos a las personas con justicia. Confiamos en nuestros compañeros y somos dignos de confianza en todo lo que hacemos.
  • Innovación y desarrollo continuo.
  • Competencia leal: IDP se compromete a respetar los mercados libres y la competencia leal. Todos los empleados están obligados a cumplir la legislación en materia de competencia. Su incumplimiento puede acarrear multas o sanciones. La infracción del derecho de la competencia también puede dar lugar a la nulidad del acuerdo correspondiente y causar un daño considerable y permanente en los activos y la reputación de IDP. Los empleados deberán asegurarse de no recibir ni facilitar ningún tipo de información de la que se pueda inferir el comportamiento de IDP o de sus competidores en el mercado en la actualidad o en el futuro.
  • Equipos expertos y multidisciplinares: Nuestra Compañía cuenta con un gran equipo multidisciplinar y altamente capacitado para liderar todas y cada una de las áreas de un proyecto.
  • Diferenciación tecnológica: IDP apuesta por la innovación y el desarrollo tecnológico. Esto le permite invertir de forma constante en I+D+I y destacar en el mercado por su capacidad y por su eficiencia.
  • Igualdad de oportunidades: IDP se ha comprometido a velar por la diversidad y la igualdad de oportunidades. Nadie será discriminado por razones de sexo, edad, discapacidad, nacionalidad, origen étnico, religión o visión del mundo y orientación sexual. Se espera de todos los empleados que interactúen con los demás de acuerdo con los principios de respeto mutuo, reconociendo el derecho a la intimidad y a la dignidad. No se tolera ninguna discriminación, acoso o insultos.
  • Integridad: Actuamos con la máxima honestidad, ética e integridad en todo lo que hacemos. Para nosotros el cumplimiento de todas las leyes y reglamentos tiene prioridad absoluta en el Grupo IDP. Todos los empleados deben observar las obligaciones legales aplicables a su área de trabajo. Esto se aplicará a las leyes de todas las jurisdicciones dentro de cuyo marco el empleado desarrolle su trabajo. Todos los empleados serán responsables por tanto de familiarizarse y cumplir con las normas legales y reglamentarias correspondientes a su área. IDP hará todo lo necesario para dar asistencia a sus empleados y ofrecerles la información y/o cursos de formación adecuados.
  • Responsabilidad Social Corporativa: Para IDP resulta primordial la responsabilidad social como parte de las actividades empresariales. Es por ello que parte de ese compromiso se encuentra en la participación de la compañía en la iniciativa “United Nations Global Compact”.
  • Responsabilidad medioambiental: Una de las principales prioridades de IDP es la protección de la vida humana y del medio ambiente y actuamos de acuerdo a nuestras convicciones. Dejamos de lado el interés personal cuando sea necesario para aproteger estos valores. Hacemos y decimos lo que creemos correcto y participamos en ellas de manera constructiva. Somos responsables frente al Medio Ambiente y procuramos mejorar la vida en todos los lugares donde operamos, teniendo como objetivo un ambiente saludable, seguro y sostenible. Tenemos en cuenta las necesidades de las generaciones presentes y futuras como parte de un todo.
  • Estamos abiertos al cambio y a las nuevas ideas. Somos receptivos, francos y promovemos que el conocimiento se comparta libremente sin importar barreras ni fronteras.
  • Salud y Seguridad en el Trabajo: En IDP cada empleado tiene la responsabilidad de proteger a sus compañeros y al medio ambiente en su entorno de trabajo. Todas las leyes, regulaciones, directivas y políticas sobre la protección del medio ambiente y la seguridad en el trabajo deben ser cumplidas. Cada responsable debe instruir, apoyar y supervisar a su equipo en este sentido.
  • Reputación de la imagen IDP: La imagen de IDP se encuentra en gran medida determinada por la conducta y el comportamiento de sus empleados. Por lo tanto, todos los trabajadores, en el ejercicio de sus funciones, están obligados a tener presentes los efectos de sus acciones sobre la reputación de IDP. Al emitir opiniones en público, los empleados evitarán hacer referencia al puesto que ocupan dentro de la empresa.

 

3.      AMBITO DE APLICACIÓN GLOBAL

El presente Código de Conducta se rige según los principios básicos de la Política del Grupo IDP, con la finalidad de que los principios fundamentales sean acatados por todos los empleados de empresas del Grupo IDP cuando trabajen para IDP.

El presente Código de Conducta se aplicará a todas las empresas del Grupo IDP de forma global. Las filiales del Grupo podrán complementar el Código de Conducta mediante la inclusión de disposiciones más específicas para la normativa aplicable a cada jurisdicción, siempre y cuando dichas disposiciones adicionales estén en consonancia con los principios establecidos en este documento.

Cada filial deberá asegurar que todas sus unidades de negocio de las que son responsables también cumplen los requisitos del presente Código.  En la medida en que la legislación nacional contenga unas disposiciones más estrictas que los principios enunciados en este Código, aquella gozará de prioridad en su aplicación.

El presente Código de Conducta se aplicará a todos los empleados de las sociedades del Grupo IDP, incluidos los miembros del Consejo de Administración de la casa matriz y el resto de Directores de Negocio de cada división, así como sus comités corporativos.

No se tolerará ninguna violación del presente Código de Conducta y en especial se aplicarán unas normas particularmente estrictas en la evaluación de la conducta de los miembros del Consejo de Administración y el resto de Directores de Negocio.

4.      NUESTRO COMPROMISO

Con el espíritu de responsabilidad social, IDP ha planteado unos objetivos de mejora identificados por áreas para que resulte más operativa su consecución, a tenor de los cuales se ha introducido una serie de medidas o acciones de mejora tendentes a garantizar el pleno cumplimiento y satisfacción de los hitos marcados.

Así, se ha incidido expresamente: en la cultura y política empresarial, en el impacto dentro del sector, en la comunicación, imagen, en la representatividad de género, en los procesos de gestión de recursos humanos, en la política y estructura retributiva, en las condiciones de trabajo, y en la conciliación familiar y en la prevención contra el acoso y la discriminación.

Por ello, el presente Código de Conducta incluye un procedimiento que facilite la identificación de las acciones acatables, actuación para garantizar el cumplimiento, confidencialidad, transparencia, objetividad, imparcialidad y respeto a la intimidad y dignidad del personal.

 

Queremos hacer mención en el presente documento del lanzamiento del Plan de Dirección de Personas que se ha puesto en marcha este año 2017 en nuestra compañía. Con este plan de gestión, IDP quiere liderar el sector de la Ingeniería llevando a cabo acciones innovadoras que ayuden a la organización y la gestión del área de recursos humanos, mejoren las condiciones laborales de los trabajadores apostando por la conciliación y la flexibilidad, por la formación y el crecimiento de nuestros empleados tanto personal como profesionalmente, haciendo hincapié en la salud y los hábitos saludables y creando una política retributiva adecuada al mercado laboral y centrelazada con la promoción interna.

4.1   Compromiso de los Directivos del Grupo IDP

Los Directivos del Grupo IDP se comprometen a proporcionar todos los medios necesarios para difundir, promover e incentivar los principios y valores de la compañía. Cada miembro de la organización deberá mantener una actitud ejemplar, marcando un alto nivel de exigencia en el cumplimiento del Código de Conducta.  En concreto, los Directivos se comprometen a:

  • Formar y concienciar a todos los empleados de la importancia del comportamiento ético y el cumplimiento normativo.
  • Facilitar todos los medios necesarios para difundir los valores de la empresa y hacer cumplir las pautas del Código de Conducta.
  • Realizar todas las actuaciones que sean necesarias para el cumplimiento de la normativa vigente con el objetivo de conseguir el máximo respeto a la legalidad.
  • Prevenir comportamientos contrarios a la ética y asegurar el cumplimiento de la legalidad.
  • Reaccionar adecuadamente ante supuestos de incumplimiento del Código de Conducta.

Asimismo, constituye una política esencial de nuestra compañía promover y potenciar un clima laboral positivo y que todos los empleados sean tratados con imparcialidad, equidad, respeto y dignidad. Es fundamental liderar un estilo de dirección participativo en el cual se potencie la comunicación, la iniciativa y el trabajo en equipo. Los principios que fundamentan nuestra política empresarial podrían resumirse como los siguientes:

  • Políticas de no discriminación
  • Políticas de diversidad e inclusión
  • Políticas de prevención del acoso
  • Políticas de prohibición del acoso moral
  • Políticas de promoción basada en el mérito y capacidad
  • Políticas de conciliación laboral

 

  • Conflicto de interés y de segundas actividades

El conflicto de interés surge cuando nuestros intereses personales interfieren de manera directa o indirecta con los intereses de la compañía, es decir, cuando los intereses propios son contrarios o entran en colisión con los intereses de la organización. También pueden surgir cuando interfieren en el cumplimiento de nuestro deber y responsabilidad profesional o incluso nos involucran a título personal en alguna operación o decisión de la compañía.

Por esta razón, todos los miembros de IDP deberán abstenerse en la representación de las entidades del Grupo o de querer intervenir o influir en la toma de decisiones ante cualquier situación en que tengamos un interés personal.  Es necesario que todos los miembros de la organización sean conscientes que un potencial conflicto de interés existe también cuando este conflicto pertenece a un familiar o un amigo.

Para IDP tiene una especial importancia que sus empleados no se vean involucrados en situaciones profesionales que representen para ellos un conflicto de intereses o afecten al deber de lealtad. Todos los empleados tienen la obligación de notificar inmediatamente a su responsable cualquier conflicto potencial entre los intereses de la compañía y los intereses particulares. Puede existir un conflicto de intereses cuando un empleado:

  • Actué a favor de un competidor de IDP
  • Desarrolle una actividad externa
  • Tenga un interés económico en otra empresa
  • Formalice operaciones vinculadas con IDP.

Respecto al posible conflicto por segunda actividad se entiende en el desarrollo de otra actividad profesional entre las que se incluyen –sin carácter exhaustivo- los siguientes:

  • Miembro del Consejo de Administración, Director o Gerente,
  • Miembro del Consejo Asesor o Comité de Dirección,
  • Empleado común,
  • Cualquier otro puesto en una sociedad ajena al Grupo IDP.

Los empleados deberán contener la autorización del Departamento de RRHH (rrhh@idp.es) antes de iniciar una segunda actividad ya sea con un cliente o proveedor de IDP o en cualquier otra empresa con la que dicho empleado haya entrado en contacto en el curso de su actividad profesional para IDP. El Departamento de Recurso Humanos deberá obtener el consentimiento de su responsable antes de emitir dicha autorización.

  • Corrupción

Como miembro de Global Compact, IDP está dedicada a combatir cualquier forma de corrupción a nivel mundial. La corrupción está prohibida por convenciones internacionales y normativas nacionales. Son de aplicación prohibiciones estatutarias no solo en la actuación entre empresas, sino también en los contactos con políticos o funcionarios públicos. Los incumplimientos son sancionables con multas y pueden ocasionar un daño irreparable y permanente a los activos y reputación de IDP.

Los representantes de IDP, en el contexto de una relación de negocios, se abstendrán de solicitar o aceptar cualquier compensación en beneficio propio o de un tercero a cambio de adoptar una decisión injusta en la adquisición de bienes o servicios.

  • Compromiso con terceros

Ante cualquier actuación con terceros como miembros del Grupo IDP, debemos ser conscientes que estamos representando a la organización y por tanto, tendremos que velar porque el comportamiento se adecue a la imagen y los valores del proyecto.

 Administración Pública

En las relaciones con la administración pública, todos los integrantes de IDP se comprometen a respetar fielmente lo que establece tanto la normativa vigente como la normativa interna de la organización. En este sentido, nos adherimos al principio de transparencia y las relaciones con los representantes institucionales se llevarán a cabo mediante los representantes de IDP designados al efecto, rindiendo cuentas del resultado de las reuniones y negocios que se lleven a cabo. Cualquier requerimiento que realicen las autoridades y las fuerzas de seguridad deberá ser solicitado por escrito.

  • Proveedores

Las relaciones con los proveedores de IDP se basan en los principios de lealtad, transparencia y colaboración recíproca, seleccionándolos de acuerdo con la idoneidad de sus servicios, así como condiciones económicas y calidad.  No se aceptarán regalos o comisiones en metálico o en especie que puedan alterar las leyes de la libre competencia en la producción de servicios o bienes en cualquier caso.

En el caso en que alguno de los proveedores de IDP tenga comportamientos no conformes con este Código de Conducta, IDP es libre de adoptar las medidas oportunas e incluso rechazar si así se considera oportuno, colaboraciones futuras con este proveedor.

  •  Clientes

Desde IDP nos comprometemos a cumplir la normativa sobre libre competencia, evitando cualquier práctica que la limite o restrinja. Los integrantes de la organización deberán velar para dar una información veraz en las actividades de promoción y no ofrecer información a nuestros clientes que pueda inducir a error. Así, desde IDP se rechaza rotundamente:

  • Ofrecer, solicitar o aceptar una ventaja no justificada de cualquier tipo en las relaciones comerciales.
  • Aceptar ningún tipo de ingreso procedente de actividades ilícitas o que puedan ser objeto de blanqueo de capitales.

 

  • Aceptación de compensaciones

En las relaciones con socios comerciales y competidores, así como gobiernos y organismos públicos, los empleados solo podrán aceptar y ofrecer compensaciones o dádivas siempre que la aceptación o la concesión de estas prestaciones no genere la impresión de influir en el proceso de decisión, intencionalmente o no. Son socios comerciales, por ejemplo, clientes, proveedores y prestadores de servicios, así como terceros con quien IDP pretende establecer relaciones comerciales. Las compensaciones pueden consistir, por ejemplo, regalos, atenciones, invitaciones a eventos, el pago de gastos de viaje y servicios que excedan de las prácticas comerciales habituales, siendo irrelevante si se conceden directa o indirectamente (por ejemplo familiares directos o a asociaciones u organizaciones estrechamente vinculadas a ellos).

La aceptación en las relaciones con socios comerciales y competidores, así como Administraciones y organismos públicos deberá realizarse conforme a los principios que se exponen. En caso de duda, el empleado deberá obtener la aprobación de su supervisor o del correspondiente Director de Negocio antes de aceptar o conceder una compensación. Incluso si una compensación es conforme a este Código de Conducta, se pueden derivar de ella obligaciones fiscales tanto para IDP como para el empleado.

El presente punto contiene unas normas especialmente estrictas respeto a la concesión de compensaciones a funcionarios públicos. Se consideran funcionarios públicos, por ejemplo, altos cargos ministeriales, secretarios de estado, ministros, alcaldes, funcionarios de la administración y de organismos económico-financieros y el personal de la administración municipal. Los altos directivos (por ejemplo Directores Generales) de empresas en las que exista una participación mayoritaria del Estado o las personas privadas que desempeñen funciones propias de la administración pública también pueden considerarse como funcionarios públicos.

Podrán autorizarse excepcionalmente las compensaciones de alto valor económicos en aquellos países en los que dichos obsequios sea una costumbre local y de cortesía. En cada caso será necesaria la aprobación del correspondiente supervisor, Director de Negocio o Consejo de Administración en la unidad de país.

  •  Selección de proveedores y subcontratistas

La selección de proveedores y subcontratistas se realizará siguiendo un procedimiento preestablecido y estará fundamentada en unos criterios objetivos y comprensibles. Todo empleado que participe en la selección de proveedores y subcontratistas y que tenga un interés personal que pueda influir en el proceso de selección, deberá informar a su supervisor o Director de Negocio.

  • Donaciones

IDP ha adquirido el compromiso de reconocer su responsabilidad social y dentro del marco legal aplicable manifiesta su disposición a prestar apoyo a causas no lucrativas a través de donaciones.  Las causas sin ánimo de lucro comprenden actividades de carácter científico, cultural, social, deportivo y otros proyectos sociales. Las donaciones podrán realizarse mediante entregas de dinero o en especie y tendrán como única finalidad el sostenimiento de aquellas causas no lucrativas sin esperar a cambio ninguna contraprestación o comportamiento por parte del beneficiario o de un tercero. En concreto, no se podrán ofrecer ni conceder donaciones a funcionarios públicos por la prestación de un servicio ni a representantes de una empresa para la adopción de una determinada decisión.

  • No concurrencia

Los empleados no podrán desarrollar ninguna actividad profesional directa o indirecta en empresas que sean competidores directos o indirectos de cualquier sociedad del Grupo IDP. De manera excepcional se permitirá el desarrollo de dichas actividades con la autorización previa electrónica del Departamento de Recursos Humanos (rrhh@idp.es) asesorado por su responsable directo de división.

  •  Tratamiento de la información
    • Registros e informes

La exactitud y el rigor son criterios esenciales e imprescindibles que hace falta seguir para la consecución de un negocio con éxito. Todos tenemos el deber de asegurar que nuestros registros, sean financieros o de cualquier otro tipo, sigan las pautas de rigor y exactitud.

IDP se compromete a proporcionar información correcta y veraz a los comités, inversores, empleados y a los socios comerciales del Grupo. Todos los registros deberán cumplir con las disposiciones legales. De acuerdo con los principios de la información contable, los datos registrados y la información archivada deberán ser siempre completos, correctos, oportunos y compatibles con el sistema.

En esta materia es necesario:

  • Conservar los registros de manera segura y seguir directrices marcadas.
  • Cooperar con los auditores de IDP (internos o externos)
  • Rechazar cualquier transacción en efectivo. En caso de no ser posible otro medio de pago deberán ser autorizadas, registradas y documentadas.

 

  • Confidencialidad

Los empleados no estarán autorizados a revelar información comercial confidencial o secretos empresariales (datos financieros, planes estratégicos, operaciones previstas) a personas no autorizadas, ya sea durante el desarrollo de la actividad profesional o una vez concluida esta.

  • Protección de datos

Todos los empleados deberán cumplir las normas y reglamentos en materia de protección de datos y, en particular, deberán colaborar activamente para garantizar que los datos de carácter personal estén suficientemente protegidos frente a accesos no autorizados. En caso de duda o cuando se detecte alguna infracción se deberá poner en conocimiento del responsable de protección de datos del Grupo IDP a través del correo lopd@idp.es

5.      COMPLIANCE

El objetivo planteado por IDP consiste en establecer sistemas eficaces de seguimiento y evaluación de los objetivos fijados en el Código de Conducta, así como garantizar el cumplimiento en el tiempo de principios y políticas prestablecidas.

La responsabilidad dentro del Grupo IDP para la aplicación de este Código de Conducta recae en los responsables de cada Área (Directores de Negocio). Éstos se encargarán también de la comprobación periódica del nivel de cumplimiento y de la actualización del Código de Conducta.

El Área en el que se haya cometido la infracción tiene la responsabilidad operativa de investigar, evaluar, sancionar y poner fin a las infracciones.

  • Acciones

IDP designa a los Directores de Negocio de cada área que dispondrá de las facultades necesarias para el desarrollo de aspectos relacionados con los principios rectores del Código de Conducta y, en concreto, para:

  • Ser interlocutor e intermediario entre IDP y los trabajadores
  • Velar por el cumplimiento y hacer cumplir políticas y medidas establecidas
  • Participar en el diseño e implantación de medidas aplicables
  • Participar en el diseño e implantación de medidas formativas
  • Canalizar los eventuales casos de acoso y discriminación a la Dirección de RRHH
  • Hacer un seguimiento de los indicadores para garantizar su cumplimiento

 

  • Interpretación y funcionamiento

El Código de Conducta describe únicamente los principios generales de una conducta legal y ética. En el caso de que surjan problemas de interpretación o dudas acerca de la aplicación del Código, los empleados deberán canalizarlas a través de su Supervisor o Director General de cada área. Este último también ejercerá como asesor en todas las cuestiones relativas en esta materia, tratando cuantas cuestiones puedan surgir con la más estricta confidencialidad.

Los empleados podrán denunciar las infracciones del Código de Conducta de cualquier empresa del Grupo IDP ante el responsable de RRHH rrhh@idp.es en España.  No se adoptará ninguna medida disciplinaria contra el empleado que formule una denuncia relativa al incumplimiento del presente Código de Conducta. La disposición anterior también será aplicable, aunque la información facilitada resulte incorrecta, siempre que dicha información se hubiese proporcionado de buena fe.

El incumplimiento de las normas del presente Código de Conducta puede acarrear la aplicación de medidas disciplinarias o sanciones en virtud de la legislación laboral, incluyendo el despido y otras sanciones legales.

6.      GLOBAL COMPACT

Para IDP y el efectivo desarrollo del Código de Conducta resulta primordial colaborar, promover y fomentar la responsabilidad social como parte de las actividades empresariales. Es por ello que parte de ese compromiso se encuentra en la participación de la compañía en la iniciativa “United Nations Global Compact”. La iniciativa se basa en diez principios fundamentales destinados a lograr una globalización más social y de beneficio ecológico y de prevención de la corrupción.

A los efectos de la lucha contra el terrorismo, la prohibición de la prestación directa e indirecta de los fondos y recursos económicos a ciertos individuos, personas jurídicas, grupos, grupos y organizaciones se ha introducido por la Unión Europea el Reglamento (CE) nº 881/2002 y (CE) nº 2580/2001, con sus enmiendas, que se aplican directamente en todos los estados miembros de la Comunidad Europea.

IDP procura mejorar día a día sus procesos, sus relaciones con proveedores y clientes, comprobando sus socios comerciales y empleados en cuanto a si su nombre e identidad existen en las listas de personas, personas jurídicas, grupos u organizaciones que publican como anexos al Reglamento.

Los principios del Pacto Mundial son los siguientes:

  • DERECHOS HUMANOS:
    • Principio nº 1: Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos reconocidos internacionalmente dentro de su ámbito de influencia.
    • Principio nº 2: Las empresas deben asegurarse de no actuar como cómplices de violaciones de derechos humanos.
  • TRABAJO:
    • Principio nº 3: Las empresas deben apoyar la libertad de afiliación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.
    • Principio nº 4: Las empresas deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso realizado bajo coacción.
    • Principio nº 5: Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil.
    • Principio nº 6: Las empresas deben apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la educación.
  • MEDIO AMBIENTE:
    • Principio nº 7: Las empresas deben mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente.
    • Principio nº 8: Las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental.
    • Principio nº 9: Las empresas deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.
  • CORRUPCIÓN Y SOBORNO.
    • Principio nº 10: Las empresas deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno.